Compare Listings

Vivienda pasiva en El Peral: descubre sus principales características

Vivienda pasiva en El Peral: descubre sus principales características

Una vivienda pasiva tiene como objetivo la reducción de las necesidades energéticas de calefacción y refrigeración de edificios. Este tipo de inmuebles está al alza y cada vez son más las personas que optan por estas casas.

¿Qué es una vivienda pasiva? 

Una vivienda pasiva es una edificación eficiente que busca reducir al máximo la demanda energética del edificio mediante estrategias de diseño global como la minimización de las pérdidas de calor, de forma que se consiga una sensación térmica agradable constante independientemente de la época del año.

Este tipo de vivienda está construida teniendo muy en cuenta las condiciones demográficas y geográficas de cada emplazamiento con una buena orientación, captación y protección de la radiación solar, además de un alto grado de aislamiento de la envolvente sin puentes térmicos. Todo esto se hace con el objetivo de garantizar la mínima demanda energética.

¿Cuáles son las características de una vivienda pasiva que debes conocer?

Para que un edificio se considere vivienda pasiva se tienen que dar una serie de características, las cuales vamos a ver a continuación.

Utilizar un correcto aislamiento térmico

La vivienda debe contar con un buen aislamiento térmico para evitar que la casa pierda calor en invierno y que entre en el verano. Se utilizan una serie de materiales envolventes en los muros, cerramientos o cubiertas que contarán con unas características u otras para alcanzar los estándares requeridos, maximizando el ahorro energético en climatización.

Evitar puentes térmicos en una vivienda pasiva

Los puentes térmicos se refieren a un envolvente del edificio a través del cual se producen filtraciones de frío y calor que implican un derroche de energía consumida para calentar o enfriar los espacios interiores. Por tanto, para garantizar el aislamiento térmico de una vivienda pasiva es necesario evitar los puentes térmicos.

Emplear puertas y ventanas de altas prestaciones

Hay que prestar especial atención a las puertas y ventanas de una vivienda pasiva, puesto que a través de ellas es por donde más filtraciones de frío y calor se producen. Por ello es importante utilizar un buen material para ello. Hay dos opciones: se puede utilizar material PVC, que es un aislante térmico y es muy adecuado para este tipo de ventanas, o emplear aluminio.

También es importante estudiar la posición de la colocación. Lo ideal es que se orienten hacia el sur para dejar pasar la luz del sol y de sombra en verano. 

Disponer de hermeticidad en una vivienda pasiva

El aire que entra en la casa es controlado, se filtra y, a través de determinados sistemas, se controla su temperatura y la humedad para garantizar el mantenimiento del clima del interior de la casa. Se trata de conseguir un efecto de hermeticidad que evite las pérdidas de calor.

Poseer una ventilación mecánica con recuperación de calor

Es importante mantener una ventilación eficiente y mecánica en una vivienda pasiva para que los inquilinos cuenten con aire puro y limpio continuamente. Para ello se instala un sistema de ventilación mecánica con recuperación de calor formado por dos circuitos: uno por el que entre aire fresco y otro por el que sale aire viciado. Entre ambos circuitos hay un elemento llamado “recuperado” que lo que hace es extraer el calor del aire que sale para utilizarlo en el aire que entra, por lo que no hace falta abrir las ventanas para oxigenar.

Disponer de estanqueidad al aire en una vivienda pasiva

La estanqueidad del aire es muy importante para la construcción de una vivienda pasiva. Se impide de esta manera el paso del aire incontrolado del exterior al interior.

Contar con una buena orientación solar, fundamental en una vivienda pasiva

La orientación de la vivienda pasiva tiene un efecto directo en el consumo energético. Si nuestra idea es que el sol entre en la casa tanto para dar luz como para calentarla, es importante la posición de las ventanas y el material que se utilice para ellas. Lo ideal es orientarla al sur, porque en invierno, primavera y otoño, el sol entra todo el día y el resto del año solo hasta mediodía. Por tanto, será más fácil calentar la casa y consumirá menos calefacción.

Viviendas pasivas en El Peral

En Agcinmo contamos con viviendas pasivas en las zonas de El Peral. Por un lado contamos con inmuebles en las Terrazas de El Peral, que se encuentran localizadas en la zona sur de Valladolid junto al Camino Viejo de Simancas en una de las zonas con más encanto de Valladolid. Es un lugar ideal para disfrutar de la naturaleza, del espacio libre y de la vida sana a tan solo cinco minutos del centro, con todas las posibilidades y sin alejarte de las comodidades que una gran ciudad ofrece.

Por otro lado contamos con edificios de obra nueva en La Cañada de El Peral, un magnífico proyecto de 32 viviendas adosadas de cuatro dormitorios diseñado por el estudio de arquitectura de Alberto López Merino. Se trata de una urbanización privada, totalmente cerrada, que cuenta con piscina y una amplia zona recreativa.

Si estás interesado en adquirir alguna vivienda pasiva en Valladolid u otros inmuebles en Valladolid, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Como agencia inmobiliaria en Valladolid, estaremos encantados de ayudarte.

Publicaciones relacionadas:

Diseño de naves industriales modernas: tendencias actuales

El diseño de las naves industriales modernas han cambiado por completo y la estética ocupa ahora...

Leer más

Los mejores lugares para encontrar terrenos en venta en Castilla y León

Comprar terrenos en venta en Castilla y León llama la atención por los grandes atractivos que...

Leer más

Alquiler de casas para familias en Valladolid: Qué considerar

El alquiler de casas es un proceso que puede ser estresante y tomar mucho tiempo. Es por eso que,...

Leer más